Deja un comentario

San Valentín

No, no es un invento reciente. Según nuestro inestimable Joan Amades en su origen era alguna especie de genio primitivo (podría tratarse de un Dios Menor) relacionado con el retorno del buen tiempo, el renacimiento de la vegetación y el retorno de un sol juvenil. Es interesante remarcar que la iconografía francesa representa algunas imágenes de este santo con un sol en la mano. El sol nos recuerda el nacimiento del niño Dios Sol en el Solsticio de invierno, y en estos momentos nos hablaría de su crecimiento. Los días ya son más largos. Esta es la época de la primera floración: Los almendros y avellaneros se llenan de flores y algunas tímidas violetas surgen entre la verde hierba. Según la tradición catalana eran costumbre de galanteo que invitaban al noviazgo y al apareamiento. Todo ello entronca con la tradición de las celebraciones paganas de Europa encaminadas a provocar el renacimiento de la vegetación y la multiplicación del ganado. La fertilidad y la fecundidad.

De la Iglesia católica nos llega una leyenda para su santificación: Durante el imperio romano emperador Claudio II (268-270 DC.), este tenía la idea que los hombres solteros eran mejores soldados, y quiso que en su ejército solo hubieran solteros: por ello prohibió a todos sus soldados casarse. De esta manera, consideraba Claudio II, tendría un ejército invencible, ya que sus hombres no tenían cargas familiares y ello los llevaba a ser más valientes. Pero entonces apareció un sacerdote de nombre Valentín que creía firmemente en la pureza del amor. Para el nadie, ni siquiera un emperador, podía interferir en tan noble y puro sentimiento. Así que empezó a casar a los soldados que lo deseaban a escondidas. Pero cuando el emperador se enteró lo mandó apresar y lo condeno a muerte. Durante su cautiverio entabló una hermosa e increíble amistad con la hija de su carcelero, una amistad que, por lo que parece, fue un poco más allá, de tal manera que el día que fue ejecutado le dejo una nota que ponía “con amor de tu Valentín”

Otra leyenda nos lleva a Sant Fruitós del Bages. Después de que la comarca sufriera 7 años de sequia, un monje del “Monastir de Sant Benet” fue a Tolosa a buscar una reliquia de San Valentín. Dicen que en el rio Garona las aguas se apartaron para dejarlo pasar. Al llegar al Pont Cabrianes, en el viejo molino se encontró a la molinera de parto y con fuertes dolores. El monje llenó un vaso con agua, puso las reliquias del santo encima y se convirtió es un cristal transparente. Lo puso sobre la parturienta y el nacimiento se efectuó rápidamente. Y cuando estaba llegando al monasterio de Sant Benet las campanas empezaron a sonar para anunciar la llegada del monje. El cristal empezó a utilizarse para que los partos fueran bien y para realizar milagros. Las Madres del Pla del Bages invocan a Sant Valentí para poner a sus hijos bajo su protección. En Manresa era costumbre que las viudas y solteras visitaran la imagen para encontrar un buen marido, y también para la paz en el hogar. Se le imploraba para la lluvia cuando había sequia y contra las inundaciones si llovía demasiado.

Es el patrón de los cazadores de pájaros. Los aficionados a los pájaros se reunían el domingo en el claustro de Santa Caterina. Una vez destruido el claustro, siguieron reuniéndose hasta establecer la primera feria de pájaros y pasaron a instalarse en las Ramblas de Barcelona.

elvira Freire

Elvira Freire, es  profesora  Tarot, runas y hierbas medicinales de la Escola Marilo Casals

logoEscolarododef

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: