Deja un comentario

Las Navidades: Solsticio de invierno



navidad pessebre

Según la tradición en el Solsticio de Invierno se abre la puerta por la cual los Dioses pueden acceder al mundo de los seres humanos. Todos los Dioses Solares de la Antigüedad nacen en esta fecha: Osiris, Apolo, Hermes, Dionisio, Krisna, Buda, Lugh…toda una larga lista. Incluso Mitra, 5 siglos antes del nacimiento de Jesús, nace en esta fecha; de una Virgen, en una cueva y es asesinado y muere para salvar el mundo.

Tal vez por todo ello, aunque algunos estudios históricos sitúan el nacimiento de Jesús entre la primavera y el verano, como Dios de la Luz se celebra su nacimiento el 24 de diciembre, según el calendario Gregoriano.  Como tantos Dioses de la antigüedad, es un Dios que nos aporta y  trae la Luz.

Pero las viejas tradiciones siguen perenes en la memoria histórica del pueblo. Tal vez por ello, en Baga y Sant Julià del Berguedà se sigue celebrando el Fia-Falla , actualmente considerado patrimonio cultural de la humanidad. En la Noche de Navidad (la Nochebuena) suben a lo alto de la montaña y de cara al Sol poniente encienden grandes fuegos. De ellos encienden la “fallas” y bajan en procesión hasta el pueblo en donde, con todas las fallas, encienden una gran hoguera y celebran una gran fiesta-

En España la Noche Buena se celebra con una gran cena familiar, se cantan los villancicos y se honoran los Belenes. En los pueblos se acostumbraba a ir a la Misa del Gallo, pero en muchos lugares se ha ido perdiendo dicha costumbre. El día de Navidad se acostumbraba a comer los restos de la Nochebuena, que era la Fiesta más importante de estas fechas, ya que se creía que era la noche del nacimiento de Jesús. En Italia esta noche también tenía una gran importancia.

San Francisco de Asís en el siglo XIII monto un pesebre con figuras de tamaño natural, y nos cuenta la leyenda que mientras se realizaba la Misa del Gallo el niño Jesús cobro vida. Este hecho se extendió de tal manera que, cada Nochebuena las Clarisas realizaba su pesebre. Poco a poco se va extendiendo a las clases humildes y finalmente llega a los nobles. Entra en de la mano del Rey Carlos III que venía de Nápoles en el siglo XVIII.

Existen dos clases de pesebres; el autentico y arqueológico que representa el escenario en donde tuvo lugar el nacimiento, respetando la época y el entorno natural. Pero tal vez estemos mas acostumbrados al pesebre tradicional, adaptado a nuestras latitudes, con los oficios, los pastores, las casas, los pozos, el rio, el musgo y, en Catalunya, el Caganer. Esta figura representa la prosperidad que todos deseamos, ya que con su actitud dona fertilizantes y adobo a la tierra.

Históricamente en Catalunya la Noche de Navidad se celebra con el “Tió”, un tronco de árbol que se va “alimentando” para que en esta noche “cague” dulces i pequeños juegos a los niños. Es una tradición que se extiende a algunos pueblos del sur de Francia y alguna parte de Aragon. El tronco del Tió se guarda de un año a otro, ya que se considera que si no se quema, la casa no pasara penurias.

Se consideraba que esta noche era la mas estrellada, por lo cual los abuelos daban lecciones de astronomía a sus nietos al ir a la Misa del Gallo. También se comenta que es una buena noche para realizar pomada y ungüentos curativos. Los astrólogos deberán de estar muy atentos: las estrellas se paran para que ellos puedan hacer sus predicciones. Por cierto, si eres bruja podrás ver las estrellas desde tu cama en esta noche.

Recuerdos guardados en la memoria ancestral de los pueblos; con el Solsticio se entraba en el Invierno. En Catalunya se consideraba un espíritu de la Naturaleza y se representaba como un viejo cansado y cargado con leña. En los Países Nórdicos era Papa Nöel, un espíritu de la naturaleza al cual se invitaba a pasar el invierno en casa. De esta manera se ganaba el favor de los seres intangibles que habitan en los bosques. Pero no debemos confundir estos dos seres con Santa Claus, una adaptación de San Nicolás de Bari, un personaje muy popular en el siglo IV, muy querido por los niños y a los cuales les daba regalos en Navidad. Cuenta la leyenda que tres jóvenes de la localidad deseaban casarse, pero no tenían dinero para el ajuar. En la Nochebuena San Nicolás dejo sendas bolsas de monedas en casa de las tres jóvenes.

Y ya nos toca la comida de Navidad. En Catalunya se celebraba con la familia: es costumbre comer el pollo relleno en esta fecha, aunque antes del siglo VIII se comía cochinillo o cordero al considerarlos animales más sagrados. El día siguiente, Sant Esteve, que era patrón de múltiples gremios, entre ellos los oficios que rodeaban a la Iglesia, se comía el llamado “Arroz de Catedral”. Ese día se salía a pasear y se celebraba con los amigos. Realizaban un arroz con las sobras del Día de Navidad.

Así que a disfrutar todos, todavía nos quedan fiestas para celebrar… Feliç Solstici

Elvira Freire, profesora de la Escola Mariló Casals

navidad arbol

elvira Freire

Elvira Freire, es  profesora  Tarot, runas y hierbas medicinales de la Escola Marilo Casals

logoEscolarododef

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: