Deja un comentario

Astrología: Psicología perenne

FILOSO~1

Introducción.

Me pongo a reflexionar acerca de lo aprendido en estos años.

Me inicié en el conocimiento astrológico debido a que me sentí atraído por su vertiente psicológica. Estamos en los años 80. En concreto, en 1984, año en el que encuentro a quien fue mi maestro, Arturo Mellet. Lo reconocí instantáneamente. También, a lo que iba a ser de mi a partir de ese momento.

Como les decía, en los años 80, al menos en mi país, las actividades astrológicas estaban en su cima. Es algo que se puede comprobar por la cantidad de libros que se editaron. Sin ir más lejos, los de la colección de Ediciones Urano, todos ellos de astrología psicológica. También, los de Kier, de Edaf, etcétera.

Vuelvo a Arturo Mellet. Fue un portavoz de excepción de las enseñanzas de Marc Edmund Jones, maestro que revolucionó las formas que tenía la transmisión del conocimiento astrológico hasta ese momento. Hablo de las primeras décadas del siglo XX. Marc Edmund Jones abre un horizonte, clarificando dichas formas, ordenándolas y dotándolas de un sistema con el que se las pudiera aprender con un lenguaje lógico y cohesionado. Ello supone que Jones escoge de entre el conocimiento astrológico aquel con el que el alumno pueda elaborar un argumento coherente y con fuerza. Por otro lado, aportó una filosofía, o nos la hizo descubrir, que refleja toda la esencia heredada de los maestros anteriores, al tiempo que preparó el camino para que Dane Rudhyard, especialmente, Liz Greene, Howard Sasportas, Stephen Arroyo, Donna Cunningham, Bruno y Louise Huber, Tracey Marks, etcétera, pudieran desarrollar las modernas líneas relacionadas con la astrología psicológica.
Psicología perenne.

La astrología es una forma de psicología, acaso la más antigua y la más vanguardista. Y no sólo eso sino que, además de describir funcionamientos internos y externos simultáneamente, dado que esa es la clave de la sincronicidad,  los dota de una coordenada espacio-temporal. Es decir, dice que los rasgos, tanto personales como sociales, hechos de energía, tienen un desarrollo cíclico cartografiable. Lo cual es como decir que los atributos psicológicos están en perpetua construcción, sujetos a ciclos, poniendo en interacción el devenir de las motivaciones individuales en marcos más amplios: sociales, nacionales, planetarios, cosmicos, etcétera.

Esta psicología perenne tanto hace referencia a lo que acontece en el interior de las personas como a lo que acontece en el entorno en el que se desarrollan. De tal manera, los acontecimientos, desde el punto de vista astrológico, transcurren en paralelo, sincrónicamente y con una finalidad: la toma de conciencia. Es decir, el aprendizaje astrológico, más que un aplicar técnicas de interpretación, es una vía de conocimiento. Así , pues, los mapas astrales, la horoscopía, son, en el fondo, una anécdota necesaria.

 

La astrología recortada.

Sin embargo, debo alertar, la astrología no es un sistema, es conocimiento. Es un sistema de conocimiento, pero no el conocimiento. Si lo prefieren llamémosla astrosofía. Requiere de un sistema pero no es un sistema. Es un conocimiento en puro que requiere de formas temporales que se van sucediendo. El conocimiento de estas formas prepara al alumno para la captación de lo que está más allá de lo propuesto por el sistema. Es decir, nos entrena. La astrología es un entrenamiento. Sin embargo, es posible caer en la tentación, o en la confusión, de que el sistema es el objetivo, cuando no es así. Y esto es especialmente tramposo cuando el sistema pretende convertirse en estrella, cuando lo que importa es el entrenamiento al que da lugar. Es algo que vemos en otros entornos, que el nombre del método, convertido en marca, suplanta el objetivo que dice tener.

Si la astrología es una vía de conocimiento de lo holístico, el fraccionamiento en especialidades desconectadas se convierte en una perversión.

Sin ir más lejos, cuando me inicié, como decía, lo hice en función de su vertiente psicológica. En aquel momento, por ejemplo, en las demás especialidades -los demás recortes que se le han hecho a la astrología- no había reparado. Quizá no había encontrado el motivo que me llevara a ellas. Sin embargo, con el tiempo me empezaron a interesar. Y fue a partir de ahí, acudiendo a la astrología tradicional, que comprendí en mayor profundidad lo psicológico. Por ejemplo, en tiempos recientes me he puesto en temas de astrología mundial -astrología mundana- y astrología empresarial -ya saben, las empresas también tienen fecha de nacimiento-. Pues bien, con ella puedo constatar que la historia de los grupos humanos -países, sociedad, ciclos históricos- no es demasiado distinta de los ritmos que dan forma a la biografía de las personas. Es decir, la astromundial es la misma forma de psicología que me fascinó cuando me inicié. Vista así, la astrología psicológica es una obviedad, una redundancia. Astrología y psicología son una misma cosa, especialmente si la psicología es abordada holísticamente. Es decir, la psicología, si es vista como un conocimiento de los procesos interiores que tanto acontecen en personas como en grupos o empresas, es astrología monda y lironda. O mejor dicho: la astrología es la más depurada forma de psicología energética. Y si no es eso no es nada.

 

El cronograma holístico: la biografía individual resonando en la biografía colectiva..

La psicología perenne que es la astrología considera que el mapa individual está resonando con mapas más amplios, y viceversa. Por ejemplo, la situación mundial entra en resonancia con nuestros mapas personales en la medida en que unos y otros están más o menos enlazados, lo cual es estudiado por la astrología.

Además, si tuviésemos a mano la linea de tiempo de la vida de una persona veríamos como sus hitos biográficos coinciden con acontecimientos colectivos. Quiero decir con ello que la vida personal danza con la vida colectiva, y que la danza de ambas dimensiones tiene una dinámica psicológica concomitante y cíclica. Porque esa es la función de la astrología: percibir lo concomitante y lo cíclico.

Una ciencia sistémica precursora de todos los enfoques sistémicos, holísticos y fractalistas. Incluso la neurociencia y la física cuántica, sus argumentos, son justamente los que postula la astrología desde hace miles de años..

Jesus%20Gabriel

 Consulta los talleres de Astrología de Jesús Gabriel Gutiérrez en la Escola Mariló Casals Clicando aquí .

logoEscolarododef

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: