1 comentario

Sobre el poder de los “Arquetipos”

Imatge Arquetipos Belmonte

El mundo psíquico es inmenso y abarca mucho más que nuestro consciente. El psicólogo suizo Carl Gustav Jung (1875 – 1961) describía nuestra consciencia como una pequeña isla en medio del océano inconsciente. Quizás ése sea el mundo real, y nuestro pequeño mundo consciente un sueño. A ese vasto océano Jung lo llamó el inconsciente colectivo. Hoy en día también lo conocemos como plano astral.

En el mundo psíquico habitan poderes superiores a nosotros cuya dinámica nos sobrepasa. En el transcurso de la historia, las religiones han tratado acerca de esos poderes: Mesopotamia, Persia, Grecia, India, entre otros lugares, llamaron dioses a esos poderes. En cambio Babilonia y más tarde Grecia y Roma, lo proyectaron en las estrellas.

Esos poderes contienen gran cantidad de energía, mucha más de la que podemos manejar consciente y racionalmente. Jung apodó «dominantes» a esos puntos nodales invisibles ubicados en el inconsciente colectivo. Posteriormente los llamó arquetipos. El arquetipo nos obliga a mejorar, a ser íntegros y dejar de ser inconscientes y egoistas. Una de las investigaciones más importantes de Jung fue el origen de los complejos (palabra que él mismo popularizó), su  motivo, y el poder que dirige nuestros pensamientos hacia un tema específico. Su descubrimiento: detrás de muchos problemas psicológicos están los arquetipos. Aparecen en forma de psicosis cuando los complejos se convierten en entidades con vida propia y que nuestra voluntad no puede dominar, o con paranoias que anticipan al arquetipo por todas partes. Aparecen también en forma de neurosis cuando nos causan problemas nerviosos: trastornos compulsivo-obsesivos, ansiedad, fobias y depresión.

Cada arquetipo contiene luz y oscuridad. Eso se refleja en la doble “faceta” que el arquetipo manifiesta: nos alza al éxito material o nos lleva al fracaso, nos eleva espiritualmente hasta lo más puro o nos hace caer a lo más sucio y mezquino.  Cuando el arquetipo envía aspectos aparentemente favorables, el ego se infla produciendo endiosamiento y arrogancia; cuando son desfavorables, aparecen pérdidas que desinflan al ego produciendo complejos, humildad e incluso depresión.

Los símbolos astrológicos (planetas, casas, signos y elementos) ubicados en la carta natal, así como los tránsitos y la revolución solar, nos permiten ver qué arquetipo nos puede estar afectando inconscientemente. La astrología arquetípica es una gran terapia psicológica, por ello la podríamos llamar la astrología de la autoayuda.

belmonte Astrologia arquetipica def

Clica sobre la imagen para ampliar la información del autor y de sus cursos

http://www.escolamarilocasals.com

Anuncios

Un comentario el “Sobre el poder de los “Arquetipos”

  1. Es enriquecedor estar abiertos a la sabiduría de todas las corrientes. Buen post. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: